Con vistas al Sur, el blog de Medicus Mundi Andalucía Rss
Síguenos en Facebook
Síguenos en Twitter

Día internacional contra la mutilación genital femenina

3 comentarios

Escrito por | Archivado en Derechos humanos, Días Mundiales, Género, Salud sexual y reproductiva | Fecha de publicación: 05-02-2014

cartel mgfMañana es el día internacional contra la mutilación genital femenina (MGF). Así que esta semana, más que nunca, nos inundarán con noticias que servirán para recordarnos que esta terrible práctica aún persiste en muchos países africanos y que, en los últimos años, a consecuencia de la inmigración, también la encontramos en muchos países europeos, incluida España.

Recientemente, la UNICEF ha publicado un informe sobre la MGF[1] en el que llaman la atención diferentes aspectos:

En primer lugar, el aumento de su medicalización: en Egipto, cerca del 80% de las mutilaciones han sido practicadas por personal sanitario, generalmente médicos. En otros países, como Sudán, Kenia, Guinea o Nigeria, este porcentaje oscila entre el 55% y el 30%, siendo matronas o personal de enfermería quienes la suelen realizar.  Esta medicalización se justifica como una forma de infringir el menor daño posible a la niña/mujer, al realizarse en un entorno aséptico y con anestesia. Sin embargo, aunque la MGF se practique por personal sanitario, sigue siendo una conculcación del derecho a la salud y un acto de violencia contra la mujer y, además, no elimina las complicaciones médicas y/o psicológicas que puede tener a medio y largo plazo, tanto para la mujer como para sus futuros hijos. Además, el hecho de que sea practicada por personal sanitario, que en la sociedad suele estar considerado como una autoridad en cuestiones médicas y cuya opinión es muy respetada, es una forma de “institucionalizar y legitimar” dicha práctica desde el punto de vista sanitario. La medicalización de la MGF ha sido condenada por numerosas asociaciones, incluida la Federación Internacional de Ginecología y Obstetricia, que en una resolución de su Asamblea General, en 1994 , se opuso a la realización de cualquier tipo de MGF, bajo cualquier circunstancia, tanto por personal sanitario como en medios sanitarios.  

En segundo lugar, se observa una disminución del apoyo a la práctica por parte de las mujeres: aunque varía según los países, el apoyo sigue siendo elevado en algunos como Malí, Guinea o Sierra Leona, aunque, en la mayor parte, las mujeres consideran que esta práctica debe terminarse. En algunos países con prevalencia elevada (porcentaje de mujeres y niñas que han sido mutiladas), como Burkina Faso , es llamativo el escaso soporte que tiene la práctica entre mujeres de todas las edades y, en la mayoría, la mayor parte de mujeres jóvenes no están de acuerdo con la realización de la MGF, lo cual es un paso importante hacia su erradicación.

Otro aspecto llamativo es el elevado porcentaje de desacuerdo entre las parejas y de desconocimiento de la opinión del otro/a,  sobre la necesidad de que la práctica continúe. Aunque no ha podido ser recabada en todos los países, el apoyo a la práctica por parte de los hombres, como el de las mujeres, varía de un lugar a otro: es mayoritario a cualquier edad en algunos países como Malí, Guinea, Egipto o Mauritania, pero en la mayor parte de los países están en contra de su continuación. Curiosamente, en casi todos los países, hay más hombres que mujeres en contra de la práctica, por lo que cuando se solicita la opinión del hombre sobre el tema, lo más probable es que no se practique la mutilación. Sin embargo, se ha observado que, en general, las parejas no hablan sobre este tema. Las mujeres son quienes habitualmente deciden sobre sus hijas, sin consultar a su marido, mientras que los maridos no sacan el tema por considerarlo “un asunto de mujeres”.

En lo que se refiere a la evolución, esta disminución del apoyo a la práctica de la mutilación se refleja en un descenso de la prevalencia de mujeres mutiladas, especialmente en el grupo con menos de 19 años, en algunos países, entre los que se encuentra Burkina Faso. Además, en algunos países, ha dejado de realizarse  casi por completo en algunas regiones con elevada prevalencia así como por determinados grupos étnicos.  Sin embargo, en otras zonas, apenas se han notado cambios.

Estas diferencias en la evolución reflejan, quizás, disparidades en el grado de sensibilización de las distintas poblaciones sobre en qué consiste y cuales son las complicaciones de la MGF; en la presión de las normas sociales sobre las mujeres en algunas zonas y/o el contacto que una comunidad tenga, o no, con otras comunidades que no practican la MGF, además de otros factores.

Para lograr su erradicación es preciso aprender de las experiencias que han tenido resultado y, sobre todo, insistir en que las comunidades, tanto hombres como mujeres, de edad avanzada o jóvenes, tengan conocimiento de en qué consiste la práctica de la MGF y de sus posibles complicaciones, tanto a corto como a medio y largo plazo.

Y, por nuestra parte, no dejar de apoyar a las mujeres y hombres de los países en los que se practica, que, sin descanso, siguen trabajando por su erradicación.



[1] United Nations Children’s Fund, Female Genital Mutilation/Cutting: A statistical overview and exploration of the dynamics of change, UNICEF, New York, 2013.

El nuevo proyecto de ley del aborto supone un retroceso de derechos, un aumento de la desigualdad y un atentado a la salud de las mujeres

1 comentario

Escrito por | Archivado en Derechos humanos, Género, Objetivos del Milenio relacionados con la salud, Salud sexual y reproductiva | Fecha de publicación: 20-12-2013

Hoy se votará en el Consejo de Ministros, y seguramente será aprobada, un anteproyecto de ley que, de nuevo, penalizará el aborto decidido libremente por las mujeres. El señor Gallardón afirma que la ley no penalizará a las mujeres que decidan abortar, sino “solo” a los profesionales que les practiquen el aborto.

Para que nos entendamos, el señor Gallardón propone una ley que supone un retroceso en los derechos de las mujeresincrementa las desigualdades entre ellas, al permitir el aborto de las más pudientes, que pueden pagarse un viaje al extranjero para que se les practique un aborto legal,  mientras que pone trabas al aborto de las mujeres con dificultades económicas, a las cuales, además, expondrá a una mayor pobreza –si deciden pagarse un aborto legal en el extranjero o uno ilegal, pero sanitariamente seguro, en España- y/o a problemas de salud, que pueden ser graves y causar incluso a la muerte, si optan por practicar un aborto en condiciones no seguras.

Según un reciente estudio de la OMS, publicado en The Lancet[1], las leyes restrictivas sobre el aborto no disminuyen el número de abortos inducidos, pero si incrementan el número de abortos que se practican en condiciones no seguras. Por tanto, la OMS recomienda a todos los gobiernos que tomen medidas para reducir el número de embarazos no deseados y los abortos inseguros, incluyendo inversiones en planificación familiar y en la práctica de abortos en condiciones seguras.

 



 The Lancet, 2012, Volume 379, Issue 9816, Pages 625 – 632, doi:10.1016/S0140-6736(11)61786-8

 

Meridiana 2013: Contra la mutilación genital femenina

1 comentario

Escrito por | Archivado en Educación para el Desarrollo, Género | Fecha de publicación: 11-03-2013

13.03.11-Grupo-Premios Meridiana_escalada

El auditorio estaba lleno. Casi todo mujeres y también algunos hombres. El acto muy emotivo. Premios para la educación, la cultura, el deporte, la lucha contra la violencia, la defensa de la igualdad, los medios de comunicación, las iniciativas empresariales, la cooperación internacional y, en general, un premio para todas las mujeres estuvieran o no representadas. Cada premio iba precedido de un pequeño vídeo que presentaba a la persona o institución premiada y su trayectoria. En definitiva, una muestra de lo que hacen algunas mujeres por otras mujeres y por los hombres. Porque, por supuesto, hay muchas más, algunas ya han recibido o recibirán el premio y, otras, nunca tendrán este reconocimiento público aunque su trabajo sea tan importante como el de las que sí. Y eso significa que cada vez hay más mujeres luchando por lo que les interesa a ellas, y también por lo que les interesa a los hombres, es decir, a todos.

Pero esta vez le ha tocado a medicusmundi por todos los años que llevamos apoyando a las asociaciones africanas que luchan contra la mutilación genital femenina. Y, la verdad es que, aunque estamos emocionadas desde el mismo momento en que nos lo comunicaron, las verdaderas destinatarias deberían ser todas esas mujeres que siguen trabajando para erradicarla y todas aquellas que fueron y siguen siendo mutiladas.

Aunque ahora mismo no podemos compartir con ellas más que el orgullo y la pequeña escultura del premio, quisiéramos continuar apoyando, aunque nuestros medios sean escasos, su lucha contra esta práctica que tanto las perjudica hasta que entre todas y todos, consigamos erradicarla de la faz de la tierra.

La Oscuridad del Ignaro

Deja un comentario

Escrito por | Archivado en General | Fecha de publicación: 25-02-2013

No sé, ni quiero saber, quién será este señor, Antonio Burgos, que escribe en el ABC artículos como este de “La Burundanga del Borondongo” con el que, queriendo parecer graciosillo, solo muestra su gran incultura e ignorancia, pues no solo existen  Quispicanchi, Chinandenga y Huancaquita, sino que Bogodogo no es tal sino  Ouagadougou o Uagadugú –que de las dos formas puede escribirse. Y me parece aún más grave porque seguro que este hombre tiene la capacidad y los medios a su alcance para poder informarse de donde están estos lugares.  Lo cual nos muestra  su grado de intolerancia y desprecio hacia otras gentes y lenguas al mofarse de pueblos que se niega a conocer.

Y, mira por donde, son “los barandas comunistas” quienes les están dando a estos pueblos, que al tener estos nombres tan raros –según este señor–  no se lo merecen, millones para una especie de “Domund sin Dios”, “millones y más millones para chorradas … absurdas”, “para sospechosos e increíbles proyectos”. Y, además, acusa a las organizaciones que los gestionan de repartirse dicho dinero: “pa ti, pa mí, pa los negritos”. Pero, por desgracia, las cantidades que se dedican a cooperación, al igual que las se dedican a todo lo demás,  han caído en picado. Claro, que este señor  Burgos no debía saber (me temo que este señor sabe más bien poco de nada) que hace ya muchos años que existía la cooperación internacional, así como países llamados Perú, Burkina Faso o Nicaragua. Tampoco que la elevadísima mortalidad materna en muchos países debería ser más objeto de preocupación de lo que es, aunque a él, por lo absurdo que le parece realizar un proyecto de “Salud sexual y reproductiva”, debe parecerle adecuado que tantas mujeres mueran o queden discapacitadas de por vida a consecuencia de relaciones sexuales forzadas o no elegidas,  embarazos y partos. Muy bien, señor Burgos. Para que no vuelva a quedar tan en ridículo como ha quedado con este artículo, debería visitar los países y municipios con esos nombres tan “raros” y ver, con sus propios ojos, los proyectos que se llevan a cabo. Esto le será muy útil pues, además de aprender geografía y ampliar sus cortos horizontes,  podrá comprobar cómo se emplea  el dinero que a usted tanto le duele y también que no es “pá los negritos”, sino para PERSONAS que son como usted solo que, a veces, su piel es de otro color sin que esto signifique que por ello sean niñitos, es decir, carentes de capacidad para poder tomar sus propias decisiones, como usted parece creer.

La Burundanga del Borondongo

Desde medicus mundi apoyamos la Carta al Director de la CAONGD:

Carta al director de ABC en respuesta al artículo \’La burundanga del borondongo\’, de Antonio Burgos

Por qué debería importarle la privatización de los servicios sanitarios

Deja un comentario

Escrito por | Archivado en General | Fecha de publicación: 22-01-2013

He tomado el título de un artículo de Sergio Minué, profesor de la Escuela Andaluza de Salud Pública. En el artículo, publicado ayer en El País , desmenuza el porqué de que una sanidad privatizada o privada no sea mejor que una sanidad pública. Nos muestra motivos que deberían preocuparnos no solo como pacientes, actuales o futuros, sino también como contribuyentes, ilustrados con las experiencias de privatización de la sanidad en países de nuestro entorno.

No me voy a extender porque creo que el artículo lo explica muy bien. Pero si quiero destacar aquí un párrafo:

Una empresa privada tiene como objetivo fundamental maximizar sus beneficios empresariales; el bien social, en el mejor de los casos, será un objetivo secundario. Como dice Thomas Berglund, presidente de Capio (una de las empresas privadas proveedoras de servicios sanitarios más importantes de Europa), “a las empresas las mantiene el capitalismo, no el altruismo”

Por qué debería importarle la privatización de los servicios sanitarios

Todas las mujeres libres de violencia. Acaba 2012.

Deja un comentario

Escrito por | Archivado en Derechos humanos, Género | Fecha de publicación: 04-01-2013

Buscando noticias, buenas y malas, he encontrado, cómo no,  primero las malas. Estos días han sido triste noticia en la prensa las violaciones múltiples tanto en India – a una joven que ha fallecido- como en Pakistán, a una niña de 9 años que se encuentra muy grave.

Buena y mala es la noticia del número de feminicidios en España en 2012: 46. Ha sido el menor de la última década pero aún demasiado elevado, como cualquier número mayor que cero. Además, apenas hemos estrenado el año y ya hemos tenido, en Benaguasil (Valencia),  el primer (¿último?) feminicida de España en 2013.

Como las malas noticias son fáciles de encontrar, aquí va una buena:

En Mauritania acaba de nacer una iniciativa para luchar por los derechos de las mujeres: ETKELMI (“exprésate”, en árabe), está dirigido a la inmovilidad social, “el terrorismo familiar y la injusticia comunitaria” las cuales son consideradas plagas que hay que combatir. Está iniciativa tiene la voluntad de promover los derechos de las mujeres y romper el silencio existente alrededor de la marginalización, las violencias y las violaciones de que son objeto las mujeres mauritanas.

Y allí he encontrado este vídeo. Está en árabe, pero eso es lo de menos. Aunque no se entienda, merece la pena verlo y oirlo:

Enlace a vídeo

El retrete, la medicina más barata

2 comentarios

Escrito por | Archivado en Objetivos del Milenio relacionados con la salud, Organizaciones internacionales | Fecha de publicación: 18-12-2012

Hablar de una “organización mundial del váter” puede parecer una broma o un chiste, incluso yo me he sonreído cuando lo he visto. Sin embargo, en términos de salud, no hay nada más serio. A los “occidentales”, que consideramos impensable la no existencia de un cuarto de baño reluciente en nuestra casa, y que incluso podemos disponer de dos o más, este tema puede que nos de un poco de risa.  Sin embargo, la Organización mundial del váter no solo existe, sino que recientemente ha celebrado su 12 cumbre internacional en Durban, Sudáfrica.

2.500 millones de personas carecen aún de acceso a saneamientos apropiados,  limpios o privados. Mejorar el acceso de las personas a saneamientos adecuados mejora su salud y aumenta su dignidad y grado de felicidad. Sin embargo, como dice el fundador de la Organización mundial del Inodoro, Jack Sim: ” Lo que necesitamos es lograr colocar a los inodoros en un nivel más alto en la escala de prioridades de las personas, tan alto como el teléfono celular. Para la mayor parte de los habitantes del continente, la prioridad ha sido el televisor y luego los celulares, pero no el retrete”

Para más información, podéis leer la entrevista que le hacen en IPS, con ocasión de la cumbre mundial:  http://www.ipsnoticias.net/nota.asp?idnews=102081

También en http://worldtoilet.org

A vueltas con el paludismo

2 comentarios

Escrito por | Archivado en Cooperación Internacional, Objetivos del Milenio relacionados con la salud | Fecha de publicación: 07-01-2011

El paludismo lo transmiten los mosquitos del género Anopheles, pero lo producen unos pequeños parásitos llamados Plasmodium. A simple vista no se ven, pero en un microscopio pueden verse como unos puntitos del tamaño de una cabeza de alfiler.

Mosquito Anopheles

El mosquito hembra necesita sangre para que sus huevos se desarrollen y pica a las personas para obtenerla. Los parásitos aprovechan esta oportunidad para viajar de una persona a otra. Un medio muy eficaz y rápido de desplazamiento. El mosquito pica a un enfermo y se lleva con él unos cuantos parásitos que traspasa a su próximo cliente. Dentro de esta persona se reproduce por millones, poniéndola enferma en el sentido más literal de la palabra. Es decir, para que haya paludismo es necesario que haya personas infectadas (reservorios) y mosquitos (vectores) que lleven los parásitos de una persona a otra. Y todo esto abunda en las zonas cálidas y húmedas o con una época de lluvias intensas.

La falta de conocimientos de la población sobre la enfermedad, favorece la persistencia de mitos y creencias sobre sus orígenes sobrenaturales y la búsqueda de remedios tradicionales habitualmente nada eficaces. Uno de los mitos más difundidos es el de La enfermedad del pájaro:

La ausencia de luz durante la noche hace que esta sea percibida como lo desconocido. Se piensa que el campo hay malos espíritus ‒como este pájaro maléfico que transmite la enfermedad que da convulsiones (el paludismo) o el búho, que también es considerado por algunas personas un pájaro maléfico, que trae la mala suerte. Cuando el niño duerme, el pájaro pasa sin hacer ningún ruido y va al cementerio donde está en contacto con los muertos. A su regreso, si el niño sigue allí, el pájaro deja caer lo malo que ha tomado en el cementerio sobre el niño y causándole la enfermedad y las convulsiones”.

Si la población cree que la enfermedad se debe a causas sobrenaturales, no buscará al personal de salud para que le de la solución sino que se dirigirá a los curanderos tradicionales o a los brujos. Además, las mujeres, aunque suelen preferir llevar a las personas enfermas a los centros sanitarios, en el caso de que el marido le indique que debe consultar al brujo o al curandero, se verá obligada a hacerlo aunque no lo desee. Esto hace que, en muchos casos, cuando acuden al centro de salud el paciente esté ya en una situación muy grave y a veces irrecuperable.

La sensibilización de la población trata de eliminar estos mitos, muy arraigados en una población con grandes dificultades para adquirir conocimientos y que, en consecuencia, ha elaborado sus propias teorías para intentar explicar lo que no puede comprender: la causa de que tantos niños y niñas pequeños y mujeres embarazadas enfermen y mueran. El trabajo de sensibilización requiere de recursos humanos adecuadamente formados y de mucho tiempo. A veces, no es sencillo erradicar creencias milenarias y hay que trabajar con los líderes, con los hombres y con las mujeres de forma separada. Con los líderes, por su peso social. Con los hombres, porque son quienes, finalmente, tendrán la última palabra sobre lo que se debe hacer. Con las mujeres, porque, aunque nadie les conceda el poder de decidir, son quienes a la postre se ocupan del hogar, de cuidar a la familia y de atender a quien enferma.

El teatro es un medio muy utilizado en la sensibilización general de la población. En esta imagen, uno de los actores hace el papel de curandero tradicional. A sus pies, un pollo, animal utilizado con frecuencia como fetiche

El teatro, la radio, agentes de salud formados al efecto, todos participan en la sensibilización. Actualmente, en la Región del Norte al menos ‒que es la que hemos visitado‒ un gran número de personas sabe como se transmite el paludismo, como prevenirlo y donde hay que acudir en caso de enfermedad, aunque aún queda quien opina que una cosa es el paludismo ‒que se cura con las medicinas de “los blancos”‒ y otra, muy distinta, la enfermedad del pájaro o las enfermedades resultado de maldiciones. Y estas últimas “los blancos” no saben tratarlas, sólo los curanderos tradicionales o los brujos.

Pero las explicaciones sobrenaturales para los hechos oscuros van desapareciendo según se hace la luz. Y si no, miremos un poco atrás, cuando a las mujeres de este país se nos ocultaba todo lo relacionado con la sexualidad porque era pecado, y con la peregrina idea de que así no pasarían cosas que, al cabo, ocurrían de todas formas solo que, a veces, con pésimas consecuencias. Pero esto ya forma parte de otra historia…

Burkina rural y las mujeres II

Deja un comentario

Escrito por | Archivado en Derechos humanos, Género | Fecha de publicación: 24-12-2010

Cantante tradicional

 

El papel de la mujer en la sociedad burkinabé es muy importante porque son las mujeres quienes lo hacen todo: las mujeres nos ayudan en los campos, hacen la comida. Todo  (Rey de la región de la Yatengá)

 Cuando tienes marido ya no perteneces a tu propia familia, perteneces a la familia de tu marido. Así que si tu marido te dice que no te puedes ir [a visitar a tu familia], tú puedes no hacer caso e irte. Pero cuando regreses, el puede divorciarse de ti. Esto es algo que conocen las dos familias, mi propia familia sabe que es así desde que me entregó en matrimonio, por lo que estás obligada a aceptarlo, a hacer lo que el hombre principal de la familia te diga que hagas. No tienes elección (Safiatu, mujer del pueblo de Gombó).

 Una mujer no puede hacer lo que quiera. Incluso yo, yo soy funcionaria, pero para ciertas cosas debo pedir permiso sea a mi papá, a un miembro de la familia o incluso a mi hijo, tengo que pedirle permiso para ir a cualquier sitio porque hay ciertas cosas que una mujer no puede decidir hacerlas por su cuenta (F. Sawadogo. Matrona y funcionaria).

 El problema no es el dinero [para acudir a un centro sanitario o hacer un tratamiento], el problema es quien toma las decisiones dentro de la familia y es el hombre quien toma las decisiones (Director médico del distrito Sanitario de Seguenegá).

 El hombre ha tenido la suerte de tener el poder a nivel de la familia (Mujer del pueblo de Mogóm).

Una mujer que fallece es una desorganización completa para la familia. Hay un proverbio que dice: “es la mujer quien constituye la familia” y si la mujer muere, primero, para los niños es un drama, es ella quien se ocupa de los niños y si no está, esto crea un problema, un peso social. Esos niños son llevados a otra mujer, a otra familia que debe ocuparse de ellos. Y si el marido de esa mujer fallecida se casa de nuevo, esto crea otro problema porque la nueva mujer no es evidente que trate bien a estos niños lo cual creará un problema para la protección de estos niños (Director Médico. Distrito Sanitario de Seguenegá).

Jefe tradicional de Mogom

 Si quiero hacer algo en el pueblo, la mujer de mayor edad debe darme permiso. Yo no puedo hacer lo que deseo sin antes pedirle permiso a mi marido o a alguien de la familia de mi marido. Si tengo un problema con mi marido entonces recurro a la mujer mayor de la familia de mi marido, la más anciana. Ella es quien lo plantea en mi nombre a los hombres, solo ella puede dirigirse a los hombres (Abibou, mujer del pueblo de Gombó).

Fuera de la casa, las mujeres hablan con frecuencia de sus problemas, como por ejemplo que necesitan dinero para calzado, para vestirse, o bien para llevar el mijo a moler al molino, pero no tienen dinero, todo esto lo hablan mientras recogen agua, en el campo, pero fuera de la casa familiar (mujer del pueblo de Gombó).

Las mujeres no tienen poder de decisión. No. No tienen poder de decisión (Rey de la región de la Yatengá)

Miembros del "Comité de desarrollo". Mogom.