Con vistas al Sur, el blog de Medicus Mundi Andalucía Rss
Síguenos en Facebook
Síguenos en Twitter

Alepo

Deja un comentario

Escrito por | Archivado en Ayuda humanitaria | Fecha de publicación: 20-12-2016

LA COORDINADORA ANDALUZA DE ONGD EXIGE LA APLICACIÓN INMEDIATA DEL DERECHO INTERNACIONAL A LA SITUACIÓN HUMANITARIA EN ALEPO

 

caongd-alepo-2016

La población de la parte oriental de Alepo vive bajo asedio desde septiembre de 2016, tras el anuncio por parte del gobierno sirio, respaldado por Rusia, de una ofensiva a gran escala en la zona. Decenas de miles de personas intentan sobrevivir sin apenas agua, alimentos, transporte o asistencia médica, y bajo la constante amenaza de ataques aéreos.

Para agravar aún más esta situación, las acciones u omisiones del gobierno de Siria han impedido el acceso de la población a la ayuda humanitaria, lo que representa una clara violación del Derecho Internacional Humanitario y de la Convención de Ginebra. Además de los ataques personales, el hecho de que las instalaciones, materiales y vehículos de asistencia humanitaria sean objetivos militares es considerado un crimen de guerra, según el Estatuto de Roma, a través del cual se crea la Corte Penal Internacional, además de violar las normas 31 y 32 del Derecho Internacional Consuetudinario.

Leer más

DESNUTRICIÓN INFANTIL EN BURKINA FASO

1 comentario

Escrito por | Archivado en Ayuda humanitaria, Cooperación Internacional | Fecha de publicación: 22-08-2015

Por Alba Olivares Heredia

Un total de 851 niños burkineses menores de 5 años han sido salvados de la desnutrición aguda severa gracias a las tres campañas de detección de la desnutrición organizadas por la ONG Medicus Mundi Andalucía en Burkina Faso.

Agente de salud comunitario midiendo el perímetro braquial de un niño en una comunidad del distrito sanitario de Zorgho, situado en el centro de Burkina Faso.

Agente de salud comunitario midiendo el perímetro braquial de un niño en una comunidad del distrito sanitario de Zorgho, situado en el centro de Burkina Faso.

En febrero de 2015, dio arranque el proyecto de ayuda humanitaria de Medicus Mundi Andalucía de “Apoyo a la integración del tratamiento de la desnutrición aguda severa infantil” en los distritos sanitarios de Ouargaye, Pouytenga y Zorgho de Burkina Faso, financiado por la Dirección General de Ayuda Humanitaria y Protección Civil de la Unión Europea (ECHO).

Según los datos estadísticos del Plan de Repuesta Estratégica para 2014-2016 de Burkina Faso, más de medio millón de niños sufren desnutrición aguda global en el país, siendo la cifra de niños que padecen desnutrición aguda severa de 144.000.

Como parte del trabajo de Medicus Mundi Andalucía en este país de África occidental, durante los meses de mayo y junio de este año, la ONG ha coordinado tres campañas de lucha contra la desnutrición aguda severa infantil, cuyo gran éxito se ha traducido en un total de 851 nuevos niños desnutridos detectados y tratados. En cada campaña, los equipos del proyecto apoyan la formación y acompañamiento de los agentes de salud comunitarios, elegidos por la población local, para visitar, casa por casa, a todas las familias de los pueblos burkineses de las tres zonas de intervención.

foto2

Niña malnutrida que recibirá tratamiento gratuito en el distrito sanitario de Zorgho, zona de intervención del proyecto.

El objetivo es diagnosticar a los niños que se encuentran gravemente desnutridos para que puedan ser atendidos en los centros de salud y recibir, de forma inmediata y gratuita, el tratamiento contra la desnutrición, consistente en comida terapéutica para brindar al niño energía y nutrientes, antibióticos y medicamentos antiparasitarios. La detección se realiza a través de los brazaletes MUAC, que permiten medir el perímetro braquial del niño y conocer al instante si el niño está desnutrido así como el nivel de gravedad de la enfermedad.

En caso de que el niño o niña deba ser ingresado en uno de los Centros de Rehabilitación y Educación Nutricional (CREN) del proyecto, éste cubre todos los gastos originados durante la estancia del menor con desnutrición aguda severa y de su madre, eliminando así las barreras económicas que impiden el acceso de las familias sin recursos al tratamiento.

Las visitas de los agentes de salud comunitarios a las familias son asimismo un momento clave para sensibilizar a través de imágenes a toda la comunidad sobre las prácticas correctas de higiene, de preparación de alimentos y de prevención de la transmisión de enfermedades infecciosas.

foto5

Agente de salud comunitario explicando a las mujeres de la comunidad las buenas prácticas de higiene.

foto7

Agente de salud comunitario sensibilizando a la comunidad sobre buenas prácticas de preparación de los alimentos.

foto6

Agente de salud comunitario explicando a la comunidad cómo detectar y prevenir la enfermedad del Gusano de Guinea.

 

La ayuda sí llega a los beneficiarios y las mejoras son muchas y visibles. Según la encuesta SMART, elaborada por el Gobierno de Burkina Faso con el apoyo de UNICEF, desde 2009 se está consiguiendo reducir el número de personas desnutridas: la prevalencia de la desnutrición aguda a nivel nacional ha pasado de un 11,3% en 2009 a un 8,2% en 2013.

Alba Olivares Heredia  es la coordinadora del proyecto ECHO contra la malnutrición en Burkina Faso

40 aniversario MMA-03

Lucha contra la malnutrición en Burkina Faso y Mauritania.

Deja un comentario

Escrito por | Archivado en Ayuda humanitaria, Cooperación Internacional, Medicus Mundi FAMME, Recursos humanos en salud | Fecha de publicación: 23-03-2015

 Los nuevos proyectos de Acción Humanitaria contra la malnutrición infantil, en Burkina Faso y Mauritania, atenderán a cerca de 6.000 niños y niñas con malnutrición aguda grave.

mauritania malnutricion 2014 con texto

Este año hemos iniciado tres nuevos proyectos de Acción Humanitaria contra la malnutrición infantil. Dos en Mauritania, uno de ellos en colaboración con UNICEF, y un tercero en Burkina Faso. Con estos proyectos se prevé atender a 6.000 niños y niñas con malnutrición aguda grave (MAS), mejorar la formación del personal que los detecta y atiende y, en Mauritania, reforzar los centros sanitarios, con financiación de la Comunidad Europea (ECHO) y de UNICEF.

En estos países, los pacientes deben hacerse cargo de todos los gastos necesarios para su tratamiento. Además, la estancia de un miembro de la familia en un centro sanitario precisa de un acompañante que se ocupe de asistirle en sus necesidades básicas (alimento, vestido, limpieza…), aún más cuando se trata de un niño pequeño. El desembolso económico que implica desplazar a un niño o niña con malnutrición aguda grave complicada, más un acompañante, habitualmente la madre, al centro sanitario, así como hacerse cargo del gasto que supone la estancia de ambos y el tratamiento del menor, es un obstáculo importante para las familias que carecen de medios económicos, en ocasiones, incluso para su propio mantenimiento básico. Para sortear este escollo, el proyecto se hace cargo de todos los gastos, tanto del desplazamiento y tratamiento del niño como del desplazamiento y mantenimiento de la madre durante su estancia en el centro.

Los gastos originados por la estancia de un niño o niña con malnutrición aguda severa, junto con su madre, en un centro sanitario para su tratamiento, son cubiertos por el proyecto, eliminando así el grave obstáculo que esto supone para el tratamiento del menor.

Otro de los apartados importantes de estos proyectos es el refuerzo de los sistemas sanitarios locales, mediante la formación del personal sanitario, en la detección precoz, tratamiento y seguimiento de la malnutrición infantil, En Mauritania, la lejanía de los CREN (Centro de Recuperación y Educación Nutricional) existentes y la escasez de recursos humanos capacitados, hace que la detección y tratamiento de niños malnutridos se haga de forma irregular. Por ello, desde medicusmundi, el refuerzo del sistema de salud local se complementa, por un lado, con las actividades del proyecto de salud materno– infantil, financiado por la AECID, y por otro, con un proyecto financiado por UNICEF, que permitirá la construcción de dos nuevos CRENs próximos a la población diana, realizándose la formación de su personal y la coordinación con el resto de actores sanitarios que trabajan en este tema.

La formación del personal sanitario en la detección rutinaria de la malnutrición infantil es clave para su tratamiento precoz

Un tercer apartado se ocupa de mejorar la limpieza e higiene así como la eliminación de desechos, tanto en los centros sanitarios como en los hogares de las familias, aspecto especialmente preocupante en Mauritania donde muchos hogares, e incluso estructuras sanitarias, carecen de acceso próximo a fuentes de agua limpia y de letrinas, por lo que en este país se incluirá la instalación de dispositivos para el lavado de manos así como la rehabilitación/construcción de letrinas en los centros sanitarios. La sensibilización y formación de la población local y de los agentes de salud en cuestiones de limpieza e higiene es un aspecto clave, además, en la prevención de la transmisión del Ébola y otras enfermedades infecciosas.

Puedes ver aquí el boletín completo en PDF: Boletin marzo 2015

El sistema de cupones: cubrir las necesidades alimenticias de los hogares y promover una alimentación diversificada

Deja un comentario

Escrito por | Archivado en Ayuda humanitaria, Cooperación Internacional | Fecha de publicación: 12-03-2014

El objetivo de los cupones es proporcionar a los beneficiarios la posibilidad de elegir sus víveres preferidos, incluidos alimentos con contenido alto en proteínas como el “niebe” (judías). La implicación de los tenderos locales, que ofrecen tanto alimentos (arroz, aceite vegetal, sardinas enlatadas, condimentos…) como productos no alimentarios, ha permitido una mayor diversificación en la alimentación de los hogares así como la posibilidad de adquirir bienes (pilas, linternas, jabón y otros) que de otra forma debían abonar en metálico, por lo que la accesibilidad a los mismos en las épocas de carestía estaba muy limitada para estas familias.

Además, se han puesto en marcha unos cupones salud, utilizables en múltiples ocasiones y por cualquier miembro de la familia en el área sanitaria de referencia, hasta el agotamiento del montante del cupón.

sesion informativaEl proyecto ha alcanzado a 761 hogares muy pobres (4.037 personas) y 969 hogares pobres (6.969 personas). La distribución de los cupones (para víveres, salud y otros productos) se ha realizado a intervalos regulares, permitiendo a los beneficiarios organizar sus actividades de “hivernage” (época de lluvias) y proteger sus medios de subsistencia: tras la segunda distribución de los cupones, el 95% de los hogares beneficiarios no ha tenido que recurrir a estrategias de supervivencia como la venta de bienes productivos (venta de sus campos o de las hembras reproductoras del ganado) o a otras prácticas: abandono de sus campos para trabajar los de otra persona a cambio de un salario, emigrar, endeudarse…

La intervención ha garantizado la continuidad de la disponibilidad de alimentos y ha permitido un aumento en el número de comidas al día ‒en los adultos de 2 a 2,5 y en los niños de 2,9 a 3,2‒ cuando, habitualmente, en el período de carestía la tendencia era a la disminución del número de comidas diario.

Se ha observado también una marcada diversificación en la alimentación, incrementándose el porcentaje de hogares que consumen más de cuatro tipos diferentes de alimentos (como cereales, legumbres, grasa vegetal, proteínas…) que ha pasado, tras la segunda distribución, del 18% al 81%, con un aumento importante de alimentos ricos en proteínas como las judías (+40%), aceite vegetal (+69%), legumbres y alimentos ricos en vitaminas.

La introducción de los cupones salud: un objetivo de la asistencia alimentaria que repercute directamente en la salud de los hogares

Reparto de cupones

Sesión de reparto de cupones

El primer objetivo de los cupones salud fue , por tanto, proteger los medios de subsistencia de las familias, cubriendo en especies una parte de sus necesidades durante el período entre cosechas, en el cual los hogares se ven obligados a recurrir a estrategias perjudiciales para ellas con el fin de sobrevivir. Los cupones han permitido a las familias cuidar de su salud sin necesidad de consumir parte de sus escasos recursos abonando las consultas médicas y los medicamentos.

Un mes tras la entrega de los cupones, el 57% de los hogares habían acudido al centro de salud de referencia para una o más consultas, el 40% de ellas para pacientes de 0-16 años y el 27% para menores de 5 años.

La enfermedad por la que se ha consultado con más frecuencia ha sido el paludismo (73% de casos) asociado en el 40% de los casos a otros problemas, sobre todo infecciones respiratorias. 

Extracto del artículo “Assistance alimentaire aux ménages très pauvres et pauvres des provinces du Centre- Est, Burkina Faso”. Fabio Pierini, GVC

Puedes descargar el boletín completo en PDF pinchando aquí  Boletín informativo marzo 2014

La crisis humanitaria en el Cuerno de África exige un compromiso firme de la comunidad internacional

Deja un comentario

Escrito por | Archivado en Ayuda humanitaria | Fecha de publicación: 26-07-2011

Más de 10 millones de personas sufren hambre extrema. Es la primera vez desde 1992 que se decreta el estado de hambruna. ONG españolas ofrecen ayuda humanitaria en la zona.

Madrid, 22 de julio de 2011.

Más de 10 millones de personas sufren en el Cuerno de África una de las crisis humanitarias más graves de las últimas décadas. La peor sequía en 60 años, los conflictos en la región y la enorme subida de los precios de los alimentos han provocado una durísima crisis alimentaria en Somalia, Etiopía, Yibuti y Kenia. Las dimensiones de la crisis son tales que Naciones Unidas ha decretado el estado de hambruna en el centro y sur de Somalia, la primera vez que se declara desde 1992.En algunos lugares ha muerto hasta el 70% del ganado, la malnutrición llega a afectar hasta al 35% de la población y el acceso al agua es menor de 4 litros diarios.

La población somalí está huyendo hacia Etiopía y Kenia, en donde los campos de refugiados registran niveles cuatro veces superiores a su capacidad. Las organizaciones que trabajaban en la zona, han redoblado sus esfuerzos para atender a las personas que huyen, aunque sólo se cuenta con fondos para el 20% de la población y los servicios están sobrepasados.

A los estragos producidos por la sequía y los conflictos, se unen las especulaciones con los alimentos de primera necesidad. Según Olivier de Schutter, relator de Naciones Unidas para el derecho a la alimentación, “el hambre es un problema político”. Sus raíces de hunden en especulaciones financieras en bolsas de Estados Unidos y Europa. “Se calcula que el alza de los precios de los alimentos registrada desde julio ha empujado a la pobreza a 44 millones de personas” (casi la toda la población de España).

Varias ONG de la Coordinadora que trabajan en la zona, están atendiendo a las poblaciones locales a través de programas de alimentación, salud y ayuda humanitaria. AMREF, ADRA, PLAN, Cáritas española, Unicef, Intermón Oxfam, Entreculturas (a través del Servicio Jesuita de Refugiados), Acción contra el Hambre, Ayuda en Acción, Save the Children, Madreselva, Jóvenes y Desarrollo, Farmamundi, Manos Unidas.

 La gravedad de la situación exige una actuación inmediata de la comunidad internacional; no en balde 189 países se comprometieron en 2000 a reducir a la mitad el hambre en el mundo para 2015. A cuatro años de que se cumpla la fecha, aún pueden dar un giro al timón y cambiar el rumbo. Más de 10 millones de personas lo merecen.

Isabel Díaz Blázquez. Responsable de Comunicación de Medicus Mundi.

La salud en la cooperación al desarrollo y la acción humanitaria. Informe 2010

Deja un comentario

Escrito por | Archivado en Ayuda humanitaria, Cooperación Internacional, General, Recursos humanos en salud | Fecha de publicación: 13-01-2011

Como cada año, medicusmundi, médicos del mundo y Prosalud publican este informe en el cual, además del análisis de la ayuda de la cooperación española en salud, se tratan varios temas de salud global. Este año se ha querido destacar la situación de los Recursos Humanos Sanitarios, un problema que afecta a todos los países pero especialmente a los menos desarrollados.

En el informe de salud mundial de la Organización Mundial de la Salud de 2006 se afirma que faltan cerca de 2,4 millones de trabajadores sanitarios para lograr los Objetivos del Milenio, a los que habría que sumar 1,9 millones de trabajadores de gestión y apoyo. Aunque el problema se da en prácticamente todos los países, 57 están en una situación crítica de escasez de personal.

El déficit más grave de personal sanitario se produce en África subsahariana. Esta región, enfrentada al 25% de la carga de enfermedad mundial, dispone únicamente del 3% de trabajadores de salud del mundo (puesto en cifras: en Europa hay 33 médicos por 10.000 habitantes, en Asia 5 y en África 2; en Europa hay 68 enfermeros por 10.000 habitantes mientras que en Asia y África solo 11). En términos absolutos, debido a su gran cantidad de población, Asia sudoriental es en donde falta más personal de salud.

Mujeres con sus bebés esperando ser atendidas en un programa de desnutrición

Mujeres con sus bebés esperando ser atendidas en un programa de desnutrición

Pero el problema no es solo la cantidad. La distribución de este personal de salud tampoco es equitativa y, en un mismo país, puede haber grandes diferencias en el número de profesionales sanitarios por habitante de una población a otra, concentrándose la mayor parte en las áreas más pudientes de los núcleos urbanos.

La migración es un factor importante en el déficit de trabajadores de salud de la mayor parte de los países con pocos recursos. El personal sanitario emigra de las zonas rurales a las urbanas, de los países más empobrecidos a los más desarrollados y desde los sistemas públicos hacia instituciones o iniciativas privadas, entre ellas, los programas verticales internacionales. La consecuencia es una falta más aguda de personal sanitario donde hay más necesidades. Mientras que cerca de la mitad de la población mundial vive en las zonas rurales, solamente el 38% del personal de enfermería y un 25% del personal médico viven en esas áreas. De media, uno de cada cuatro médico/as y un enfermero/enfermera de cada 20 formados en África están trabajando en un país de la OCDE. Se calcula, por ejemplo, que cerca del 30%de los médicos de Ghana trabajan fuera de su país, así como el 34% del personal de enfermería de Zimbabwe.

 España es un país tanto receptor como donante de profesionales de la salud. En 2008 trabajaban en España 25.000 profesionales extranjeros (el 12,5% del total), la mayoría procedentes de América Latina.

 La preocupación por la migración del personal sanitario ha llevado a discutir el tema en los foros de cooperación sanitaria internacional. En la asamblea de la OMS de 2010, los países miembros adoptaron un “Código Voluntario para el Reclutamiento Internacional de Personal Sanitario”, donde se establecen ciertos criterios éticos a la hora de reclutar personal sanitario de otros países. A pesar del trabajo realizado por parte de la sociedad civil (concretamente la sociedad civil englobada en la HealthWorkforce Advocacy Iniciative), no se logró obtener un compromiso firme y la voluntariedad del código facilitará su incumplimiento.

Afrontar el déficit de personal sanitario debería orientarse hacia el fortalecimiento de los sistemas de salud. Invertir más en personal sanitario (incluyendo a gestores) que fortalezca los sistemas de salud, tener políticas y planificaciones adecuadas que permitan que cada país tenga sus propios recursos humanos en salud (incluyendo planes de contingencia en situaciones de emergencia), utilizar de forma más eficiente al personal, mejorar las condiciones de trabajo y las expectativas profesionales y tener presente a otro personal, como los trabajadores comunitarios en salud, que pueden descargar de trabajo al personal sanitario; si bien es cierto que tales trabajadores, para ser eficaces, deben estar integrados en el sistema de salud local, con procesos de formación continua, de seguimiento y, sobre todo, un sistema de referencia y contrarreferencia de enfermos que les permita ser considerados trabajadores del servicio de salud local.

Informe completo en

 http://www.medicusmundi.es/famme/publicaciones

Donaciones en especie, ¿un modelo de solidaridad cuestionable?

Deja un comentario

Escrito por | Archivado en Ayuda humanitaria, Solidaridad con calidad | Fecha de publicación: 01-05-2010

Lo hemos escuchado mil veces, “no todo vale”, y aunque esto es algo que casi todos damos por hecho, no siempre lo entendemos en la práctica con la misma facilidad. ¿Cuándo se produce el malentendido? Cuando nuestras buenas intenciones no encajan con lo que en realidad está bien.

Hay mil ejemplos en los que se puede hacer daño o no hacer ningún bien, a pesar de tener la mejor de las intenciones. En la Ayuda Internacional puede ocurrir lo mismo, y es que a veces, y motivados por un pico informativo sobre pobreza o alguna calamidad, las buenas intenciones se multiplican, sin que necesariamente hayan aumentado los conocimientos o habilidades para hacer las cosas bien. ¿Un ejemplo? Las donaciones en especie (ropa, alimentos, juguetes, medicamentos, etc.), que en ocasiones es lo primero que se nos viene a la cabeza cuando queremos contribuir con una causa solidaria.

Sigue leyendo »