Viaje a Burkina: el paludismo

Las mujeres con sus hijos deben esperar largas horas para ser atendidas en los centros de salud, debido a la escasez de personal sanitario


«Hemos ido a Burkina. La finalidad era rodar un vídeo sobre el paludismo pero el paludismo es difícil de rodar. Como ellos dicen, no se ve. Te da fiebre, escalofríos, dolores musculares… ¡Vaya! Una gripe, diríamos aquí. Pero no es una gripe. Es mucho más frecuente, bastante más grave y tiene muchas consecuencias aunque, en la mayor parte de los casos pasan inadvertidas. Hay un tipo de paludismo “simple” que responde bien al tratamiento adecuado (combinados de Artemisina – el 60% de los casos de paludismo son ya resistentes a la Cloroquina, el antipalúdico que era más utilizado hasta hace poco) y que habitualmente se cura. Pero si es grave, tienes unas cuantas posibilidades de morirte si no pueden tratarte en un centro sanitario y, a veces, aunque te traten. Sobre todo si tienes menos de cinco años o si eres mujer y estás embarazada.

Sin embargo es una enfermedad que se puede prevenir fácilmente y que se puede erradicar. De hecho, en España se consideró oficialmente erradicada en 1962. Hace 48 años. Para algunas personas puede parecer mucho tiempo pero 48 años, en términos científicos, es como decir antesdeayer.

Un aspecto de la prevención es relativamente sencillo: los mosquitos pican sobre todo de noche por lo que la mejor protección es dormir bajo un mosquitero. Los mosquiteros actuales están impregnados con insecticidas de larga duración por lo que además de no permitir que los mosquitos penetren, el insecticida los repele. Sus efectos duran unos cuatro años aproximadamente y resisten los lavados porque lo que se impregna con insecticida son las fibras con las que se fabrican los mosquiteros.

Hay otras acciones preventivas simples como cuidar de que no haya recipientes con  agua sin tapar cerca de la casa, mantener medidas simples de higiene dentro de la casa y en sus alrededores y pulverizar dentro de la casa un insecticida. Otras son más difíciles de llevar a cabo, como la fumigación de aguas estancadas, sobre todo en países con una estación de lluvias prolongada en la que se forman abundantes charcas por todos lados.

El paludismo tiene muchas consecuencias que son aún menos visibles que la misma enfermedad y en las que, además, no se piensa:

  • Primero, sobrecarga los sistemas sanitarios: el paludismo es la principal causa de consulta, de hospitalización y de muerte en Burkina y en otros muchos países del África subsahariana.
  • Segundo, supone un gasto importante tanto para los sistemas sanitarios como para las familias ya que, aunque los gobiernos subvencionen parcialmente los gastos de tratamiento y hospitalización, el coste sigue siendo muy elevado para las familias.
  • Tercero, para los niños y niñas supone pérdida de horas de escuela y retraso en el aprendizaje.
  • Cuarto, para las mujeres es una gran sobrecarga de trabajo.

Continuará…»

Carmen Sánchez Robles

Durante la época de lluvias es frecuente la formación de charcas de agua. Estas aguas estancadas son un criadero de mosquitos por lo que el número de casos se incrementa en esta época

2 comentarios en «Viaje a Burkina: el paludismo»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.