Burkina rural y las mujeres II

Cantante tradicional

 

El papel de la mujer en la sociedad burkinabé es muy importante porque son las mujeres quienes lo hacen todo: las mujeres nos ayudan en los campos, hacen la comida. Todo  (Rey de la región de la Yatengá)

 Cuando tienes marido ya no perteneces a tu propia familia, perteneces a la familia de tu marido. Así que si tu marido te dice que no te puedes ir [a visitar a tu familia], tú puedes no hacer caso e irte. Pero cuando regreses, el puede divorciarse de ti. Esto es algo que conocen las dos familias, mi propia familia sabe que es así desde que me entregó en matrimonio, por lo que estás obligada a aceptarlo, a hacer lo que el hombre principal de la familia te diga que hagas. No tienes elección (Safiatu, mujer del pueblo de Gombó).

 Una mujer no puede hacer lo que quiera. Incluso yo, yo soy funcionaria, pero para ciertas cosas debo pedir permiso sea a mi papá, a un miembro de la familia o incluso a mi hijo, tengo que pedirle permiso para ir a cualquier sitio porque hay ciertas cosas que una mujer no puede decidir hacerlas por su cuenta (F. Sawadogo. Matrona y funcionaria).

 El problema no es el dinero [para acudir a un centro sanitario o hacer un tratamiento], el problema es quien toma las decisiones dentro de la familia y es el hombre quien toma las decisiones (Director médico del distrito Sanitario de Seguenegá).

 El hombre ha tenido la suerte de tener el poder a nivel de la familia (Mujer del pueblo de Mogóm).

Una mujer que fallece es una desorganización completa para la familia. Hay un proverbio que dice: “es la mujer quien constituye la familia” y si la mujer muere, primero, para los niños es un drama, es ella quien se ocupa de los niños y si no está, esto crea un problema, un peso social. Esos niños son llevados a otra mujer, a otra familia que debe ocuparse de ellos. Y si el marido de esa mujer fallecida se casa de nuevo, esto crea otro problema porque la nueva mujer no es evidente que trate bien a estos niños lo cual creará un problema para la protección de estos niños (Director Médico. Distrito Sanitario de Seguenegá).

Jefe tradicional de Mogom

 Si quiero hacer algo en el pueblo, la mujer de mayor edad debe darme permiso. Yo no puedo hacer lo que deseo sin antes pedirle permiso a mi marido o a alguien de la familia de mi marido. Si tengo un problema con mi marido entonces recurro a la mujer mayor de la familia de mi marido, la más anciana. Ella es quien lo plantea en mi nombre a los hombres, solo ella puede dirigirse a los hombres (Abibou, mujer del pueblo de Gombó).

Fuera de la casa, las mujeres hablan con frecuencia de sus problemas, como por ejemplo que necesitan dinero para calzado, para vestirse, o bien para llevar el mijo a moler al molino, pero no tienen dinero, todo esto lo hablan mientras recogen agua, en el campo, pero fuera de la casa familiar (mujer del pueblo de Gombó).

Las mujeres no tienen poder de decisión. No. No tienen poder de decisión (Rey de la región de la Yatengá)

Miembros del "Comité de desarrollo". Mogom.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.